Alejandra Rubio ha vivido un año repleto de cambios. La joven daba un giro radical a su vida tras romper con el que había sido su pareja durante los últimos años, el DJ Álvaro Lobo. Su corazón estaba libre y al poco de su ruptura decidió también que su faceta profesional tornara. Comenzó como comentarista en los debates del exitoso reality de ‘La isla de las tentaciones‘, programa que se convirtió para la hija de Terelu Campos tan solo en su primera oportunidad en un plató. Después aterrizó como colaboradora de ‘Viva la vida‘ y actualmente, además, está trabajando mano a mano con Cristina Tárrega en ‘Animales nocturnos‘. Ahora el ámbito laboral le sonríe, al igual que el personal, pues está muy feliz con su incipiente relación con el empresario Tassio de la Vega, razón por la que se ha replanteado su futuro y este nada tiene que ver con los platós.

La joven de tan solo 20 años ha decidido estudiar la carrera de Derecho a distancia, según reveló Kiko Hernández este martes en ‘Sálvame‘. Una información que ella misma confirmó a Rafa Mora, quien la llamó en directo para conocer más detalles de esta decisión. No obstante, no será el primer año como alumna de estos estudios, ya que el pasado año Alejandro Rubio la comenzó de manera presencial. No se sentía demasiado cómoda con la acogida por parte de sus compañeros y con que, sin querer, por ser un rostro conocido se le mirara “diferente”, por lo que la nieta de María Teresa Campos cree que decantarse por esta modalidad es la más acertada para ella.

Aunque se desconoce el tiempo que ella desea dedicarle a sus estudios, esta opción podría permitirle dedicarse a la carrera de Derecho desde cualquier punto del mapa y compaginarlo, además, con otros proyectos profesionales como, por ejemplo, en el mundo de la televisión. Y es que en ese medio Alejandra Rubio se siente cómoda, al igual que el resto del clan Campos, el cual, por otro lado, le permite vivir como ella desea. La joven está independizada y vive en un pequeño apartamento de Aravaca, muy cerca de la vivienda a la que se mudó Terelu hace algunos meses.

Ha disfrutado con su nueva ilusión de Marbella

alejandra rubio

No obstante, no es la primera carrera que inicia Alejandra. Su primera elección fue diseño de moda, pero ese grado universitario no era lo que ella esperaba por lo que decidió abandonarla y empezar unos estudios que realmente le hicieran feliz. Una vez que ella ha tenido claro los derroteros por los que se decanta, Alejandra Rubio hizo las maletas y se fue con su pareja a Marbella, donde ha sido pillada y donde se ha visto que está tan ilusionada como se le podía en las primeras citas con Tassio de la Vega. Periplo que, por cierto, ha llegado a su fin, al menos de momento. De hecho, este martes se pudo ver a Alejandra acudiendo al funeral de Álex Lequio junto a su inseparable amigo Aless Gibaja con el fin de darle su último adiós y apoyar a su progenitora, Ana Obregón.

Tasio es un empresario de éxito

 

Los planes de ambos en esta zona costera a lo largo del verano son una incógnita, pero no sería de extrañar que se reunieran con Terelu Campos en sus días de asueto. La madre de Alejandra y su chico ya han tenido la oportunidad de conocerse, hecho que la propia colaboradora confirmó públicamente: “Me pareció una persona encantadora, cero ostentosa”. Comentario que hizo en referencia a las declaraciones de algunos compañeros, entre ellos, Kiko Matamoros, quien hizo hincapié en la buena posición económica del joven. «Ha dado el braguetazo», ha llegado a decir sobre la relación de Alejandra con Tassio. Según este, el arquitecto, de 28 años, vive en ‘Los Peñascales’, una de las tres mejores urbanizaciones de Torrelodones, en una casa valorada en unos tres millones de euros.

El nombre completo de Tassio es Anastasio Vega, aunque sus amigos le conocen por este diminutivo, y nació en Segovia, pero está afincado en Madrid. Estudió Arquitectura y es dueño de una marca de vinos muy popular, Oissat (su nombre al revés). Sus dos principales pasiones, además ha realizado algunas labores humanitarias y patrocina eventos deportivos. Aunque ahora a sus pasiones suma también el tiempo que comparte con su chica, Alejandra Rubio, con la que está forjando una relación sentimental que parece ir viento en popa y a toda vela, según el entorno de ambos.